septiembre 19, 2010

A guy thing



Este lugar se está inundando, ¿nos vamos?. Espera, faltan todos esos vasos de cerveza, Julz está muy entretenido con la chica de cabello chino que nunca nos presentó y Mems salio con Isabela hace mucho tiempo, a tomar whisky. ¿No te da miedo?, hace tres semanas se murieron varios ahogados. Eso no lo creo. Oye disculpa, ¿se suele inundar este lugar?. Sí, pero nos vale madre.

Este lugar se está inundado, da tristeza, porque uno se la pasa bien aquí, uno se la pasa bien aunque parezca un búnker. Se está llenando de agua, pero nos vale madre, nosotros podemos pasarla bien en donde sea; mira, en esta mesa, es pequeña y estamos agarrando mucho vuelo, mucho vuelo, como si fueran apenas las siete y media de la noche y ya falta poco para que amanezca. Tienes razón, tienes razón. En esta mesa, donde le prendemos fuego a los shots y en donde los vasos nunca terminan de llenarse por que siempre estamos tomando. ¿Tu crees que lo mio sea un problema?. Todavía no lo es, mira, it's all fun and games until alguien sale lastimado; no puedes estar encerrado todo el tiempo.

Fui al baño, el agua llegaba hasta mis rodillas; de regreso Pops me dijo que ya estaban subiendo todas las cosas a la camioneta.

¿Nos vamos?. Sí, toda la ciudad está en ruinas, si nos esperamos media hora más no habrá ningún camino abierto. Les ayudo a subir las cosas.

Todo el camino me la pasé muy nervioso por todas esas tormentas al mismo tiempo, pero con tremendas ganas de seguirme divirtiendo. Asustado por que el río Santa Catarina estaba hasta el borde como hace tres semanas y en el camino vimos a un taxi flotar como si fuera de hielo seco.

No sabía que te persignabas al pasar por una iglesia. No lo hago.

Llegamos a casa de Pops, cargados hasta los dientes, pero el Play Station 3 y el sueño nos ganaron.