agosto 01, 2010

Amaretto



- Miren, les voy a prender fuego a los shots, los voy a apagar con este vaso y justo cuando terminen de chingarse los shots se fuman el humo del vaso con este popote.

Ya entiendo por que se llaman Lloronas: te queman todos tus órganos, te desfiguran el rostro y luego te hacen llorar en frente de toda la fiesta. Todo se cura con un par de palmadas en la espalda con toda la intención y con un viaje sonámbulo de la barra hasta mi lugar, pasando por entre toda esa gente bonita.

No fue tanta gente como pensé al "Déjame ser parte de esta locura" pero la noche me gustó mucho, a pesar de la lluvia de balas y de todos los muertos de los últimos días. ¿Podemos hacer algo para arreglar eso? por lo menos no consumir mierda y no contribuir con toda esa basura que tenemos tan cerca. Tres vasitos de crema de leche con licor no van a salvar el mundo, tal vez puedan destruirlo, pero puedo controlarme y lo que me gusta obtener con ellos es una noche de maravilla y llena de posibilidades con todos mis amigos.

Me gustaría describir momentos de la noche, pero no sé como hacerlo, como cuando Chava provocó una lluvia de Baileys al tirar mi bebida, el vomito de sangre sabor a fresa que las chicas dejaron en el tapete, la simpática llegada de Jazzmín y su manía por hacernos tatuajes en forma de corazón con un plumón con poca tinta, y el trato con Karen (la única chica que me invitó a su fiesta de quince años en la secundaria) para que sea una de las actrices para uno de los vídeos de los Corazón Attack!!! y su eufórica reacción. Momentos agradables.

En fin, tocamos muy bien y tuve conversaciones que nunca voy a recordar, pero que en el momento me enchinaron la piel y me hicieron desear estar encerrado en ese sótano rojizo por muchomucho tiempo.

3 comentarios:

unasimplegalleta dijo...

"si no me dicen donde esta mi sax, le rompo el vidrio a un carro"






oliguapoli

Chiquita Violenta dijo...

suenas bien divertido

lariina. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.