octubre 22, 2009

From dusk till dawn... (Día 2)



Sabes qué extraño tanto? Nuestras noches de Kokoloko, quizá suene tonto, pero fue algo que me dio tanta vida por algún tiempo, fue una temporada de despertar sin lengua los sábados, sediento por otro tiro de tragos para el próximo viernes. No viví tanto ese lugar como otras personas lo hicieron, Chava por ejemplo, iba desde que estaba ahí por el Mc Donald’s de Cuauhtemoc, por que cumplió los 18 primero.

- gueyes, ese será nuestro lugar, ahí iremos cada pinche fin de semana!!! Tocan buena música, muchas chicas lindas, el ambiente está genial, todos bailan, todos cantan, muchas chicas lindas, muchas chicas lindas, muchas chicas lindas… ya cumplan 18 putos.

Cada sábado nos sentaba a su alrededor para contarnos detalles de su noche anterior en el antiguo Kokoloko, lo que bebía, las canciones que bailaba, los ojos que atraía y las faldas que miraba y quería desgarrar.

No recuerdo bien la primera vez que fui, pero tengo servido en mi cabeza un coctel delicioso de momentos. Como la vez en la que tuvieron que regresar a Jorge al inicio de la noche por que se le salía el cerebro por los ojos por tanto trago, o aquellos círculos de baile en donde recibí muchos pellizcos en el trasero del par de diablillas con las que algunas veces asistí, la brunette y la redhead, los primeros tratos intensivos con Diana, el dejarse arrastrar entre tanta gente, abrazar a mis compadres y a las nenas que se dejaran. En fin, tantos momentos que cuando regreso al pasado, sonrío y los extraño tanto que no puedo evitar ponerme algo triste.

En ese lugar bailé mucho Disco 2000 y me ponía algo melancólico entre pasos de baile por aquel año que se nos fue tan rápido. Se me quitó esa melancolía, ahora solo la bailo.

Nunca pensé que bailaría esa canción en un lugar de Tijuana, fue el sábado, el mismo día que Chiquita Violenta cumplió sus 21 años. A ella?, a ella la conocí aquella vez en el Garage cuando Fernanda regresó a Monterrey por unos días, salimos y Alejandra Chiquita era una de sus acompañantes, hablé poco con ella esa vez, me pareció buena onda, por algo es amiga de Fernanda; luego en el Escocés nos la llevaron a la mesa, fue algo agradable, por que fue algo que no pedimos, fue sorpresa y nos salio gratis.

Bailé toda la canción, luego salí a respirar un poco por que ya habían cerrado la puerta y las ventanas del lugar, por eso de estar despiertos tan tarde.

- ya viste toda esa neblina?
- No es neblina güey!
- Qué es?
- Aquí en Tijuana hay tantos fantasmas, que hasta se pueden ver y están todos amontonados.

Creepy dude, terminé el Lucky Strike y me metí de nuevo al lugar, para reírme por siempre de las gracias de Julz, que andaba vuelto un comediante por tantos motherfuckers y nosécomosellamabalaotrabebidaquetantoleservianalMemins.

Salimos de ahí casi al amanecer, después de tantos humos y jugos dulces, después de tantos abrazos y felicitaciones. Íbamos para la Revolución, una de las venas del corazón de Tijuana, pero antes nos detuvimos en unos tacos donde la mesera estaba divina, pedí dos mulitas de carne adobada, que son como sincronizadas, luego dos tacos de asada, solo para que la chica se diera otra vuelta a la mesa; mientras cenábamos nos dimos cuenta que nos estábamos cayendo a pedazos por lo que mejor regresamos al Motel. Caminanos un largo recorrido como muertos vivientes.

- que si regresaría a Tijuana? Cabrón, ya tengo un pie allá…

3 comentarios:

unasimplegalleta dijo...

yo si recuerdo mi primer vez en el koko, recuerdo donde estabamos,quienres ibamos, lo que tenia puesto!

era bien padre ir ahi
recuerdo una cancion de hot hot heat
papi antes de alemania
diego con melena
el doble de chava
lila pelo largo
un corazon de leopardo
cuanto casi te desmayas :(
y muchas cosas mas

osh si que era la onda ir ahi

Melie dijo...

Q.D.E.P el kokoloko...

Chiquita Violenta dijo...

OMG I (L) Kokoloko...

Iba casi todos los viernes.
que horrible lugar hicieron ahora... Que loco, hace mucho que no recordaba esas buenas noches allá.

No tengo saldo u_u (pero aquí ando, un poco perdida, lo sé) trato de reponerme de todo.

A mi me caes muy bien también D: Cumplí años, ta tengo 21, ohhh 21. Pero que le hago hay que disfrutar, mucho mucho