septiembre 03, 2009

De regreso con Mamá Inna




Acabo de abrir una segunda Tecate Light bien fría, mi hermano compra cerveza entre semana; aunque es jueves y ha habido muchos jueves en los que he perdido la vida, como cuando regresé de una fiesta internacional y por tanto bailar perdidamente psicópata con los dudes y unas alemanas que ni se movían, vomité la pared que está al lado de mi cama; en ese entonces dormía en la parte superior de la litera y por eso la sustancia negra y espesa se escurrió por toda la pared hasta el colchón de abajo, ni si quiera lo limpié la mañana siguiente. A los que no les parece desagradable esa historia, les parece muy graciosa.

Ya sólo queda el viernes bendito, el Teenage Booze Riot!!! Y el lunes y martes, por que el miércoles 9 regresamos a las tierras de Mama Inna y sus deliciosos consomés, pechugas de pollo, pastas y totopos con salsitas de chipotle, la tierra en donde extrañamente puedo comer algo de picante, hasta me chingué un cocuyo de suadero lleno de salsa de cucaracha después de haber bailado thriller por toda la calle Izazaga, regresamos a esa tierra para demostrar que nuestras almas se pueden reproducir en un tocadiscos. Parece que será un gran evento.

Pero primero, el sábado y su alboroto cervecero de adolescentes.

Ya me acabé la Tecate.

3 comentarios:

Diana dijo...

te fuiste y regresaste con catkong! ahora te vuelves a ir y con que vas a regresar?

Chiquita Violenta dijo...

Quiero una tecate :(

jaaaaaaaaaa

que asco con la vomitada, asco asco...

ja

marce.cm dijo...

"el tecate " crorrijo :P